domingo, 6 de enero de 2008

¿QUE ES EL ETILISMO AGUDO?

La intoxicación etílica aguda es el resultado de una impregnación súbita y masiva del organismo por el alcohol etílico (etanol), superando las capacidades de depuración del hígado.

¿POR QUE SE PRODUCE?

El mecanismo de acción responsable de los efectos tóxicos del etanol no está del todo claro. Se sabe que altera múltiples neurotransmisores, como la serotonina, acetilcolina, y noradrenalina entre otros, y al mismo tiempo modifica el transporte de electrólitos (sodio, cloro, potasio), el flujo del calcio, y el flujo sanguíneo cerebral.

¿DE QUE FACTORES DEPENDE?

El alcohol es una sustancia que actúa como depresora del sistema nervioso central (SNC), y que presenta una intensidad de acción sobre el mismo variable, guardando relación con: factores genéticos, dosis total ingerida, consumo habitual de alcohol, tiempo de ingesta, administración de otras sustancias, traumatismos, estado nutricional, y complicaciones del etilismo crónico. De acuerdo con estos factores, existen indivíduos más tolerantes y otros menos tolerantes, y en estos últimos se pueden detectar trastornos de las facultades cognitivas, de la coordinación motora, y de la percepción sensorial, con niveles de alcoholemia bajos.

¿COMO SE MANIFIESTA?

  • Inicalmente produce un cierto grado de euforia, que progresa hacia la pérdida de control. trastornos de la conducta, disminución de la locuacidad, habla farfullante, incoordinación motora, trastorno de la deambulación, irritabilidad, somnolencia y finalmente estupor y coma.

  • Los síntomas neurológicos pueden acompañarse de una facies rosada, pupilas dilatadas, inyección conjuntival, sudoración aumentada y molestias gastrointestinales.

  • Sobre el corazón puede inducir arritmias diversas, tanto en los pacientes no tolerantes como en alcohólicos crónicos. Produce una disminución de la tensión arterial y tiene un efecto depresor de la contractilidad del miocardio.

  • La hipotermia, a veces muy severa, acostumbra a presentarse en los casos de intoxicación severa, con disminución del nivel de conciencia y con exposición al medio ambiente frío,. Se da sobre todo en indivíduos con alcoholismo crónico, y a menudo con desnutrición asociada. Se trata de una complicación grave, favorece la aparición de arritmias, neumonía y accidente vascular cerebral isquémico.

¿COMO SE DIAGNOSTICA?

Se basa en criterios clínicos, que se pueden confirmar con la determinación de la alcoholemia (concentración de alcohol en sangre).

¿DE QUE ENFERMEDADES HAY QUE DIFERENCIARLO?

Debe de realizarse un diagnóstico diferencial con determinadas entidades como pueden ser:

  • Estados de agitación de origen psiquiátrico

  • Accidente vascular cerebral

  • Estados comatosos de otra etiología

¿COMO SE DEBE PROCEDER?

  • La embriaguez leve o moderada (somnolencia, incoordinación, labilidad emocional, etc.) no precisa de tratamiento médico.

  • En las intoxicaciones graves (estupor, vómitos, agresividad, etc.) se requiere de valoración y tratamiento médico, se debe de colocar al paciente en posición lateral de seguridad y vigilar la vía aérea para que permanezca permeable.

¿QUE ENFERMOS DEBEN DE SER REMITIDOS AL SERVICIO DE URGENCIAS HOSPITALARIO?

Deben de ser remitidos al hospital los pacientes que presenten: alteración del nivel de conciencia, los que la intoxicación pueda descompensar una enfermedad de base (por ejemplo la diabetes mellitus), cuando haya que descartar fracturas de cualquier localización e indagar la posibilidad de traumatismo craneoencefálico que es muy frecuente en los estados de embriaguez.

¿CUAL ES SU TRATAMIENTO?

Los casos leves no requieren la administración de fármacos, ya que ninguno ha demostrado capacidad para antagonizar los efectos del alcohol. En los casos que haya disminución del nivel de conciencia, hay que asegurar la permeabilidad de la vía aérea y dar soporte ventilatorio si se precisa, canalizar una vía venosa y administrar una solución glucosada y vitamina B1.

¿QUE DEBE USTED SABER?

  • Las dosis letales teóricas son de 5 a 8 gramos de alcohol ingerido por kilogramo de peso en el adulto.

  • La ingesta de alcohol en ayunas explica la posibilidad de intoxicación grave de instauración rápida.

  • El alcohólico crónico debe de ser valorado cuidadosamente, mediante la consulta oportuna al Servicio de Psiquiatría.

¿QUE SE DEBE EVITAR?

  • La utilización de sedantes porque empeoran la alteración de la consciencia y la depresión respiratoria.

  • Las maniobras que puedan provocar vómitos en caso de alteraciones de la consciencia por el peligro de broncoaspiración (paso de contenido de la vía digestiva al árbol traqueobronquial).


Bibliografia:

1- Castro García C, Medina Asensio J. Alcohol y síndrome de abstinencia a opiáceos. En: Medina Asensio J, ed. Manual de Urgencias Médicas del Hospital 12 de Octubre, 2ª ed. Madrid: Díaz de Santos, 1997; 139-143.

2- Dambro M. Alcoholismo. En: Dambro MR, ed. Griffith: Los 5 minutos clave en la consulta de atención primaria. Buenos Aires: Waverly Hispánica, 1995; 30-31.

3- Lisa Catón V, Marco Aguilar P, Millán Revuelta E, Ochoa Prieto J. Intoxicación por drogas de abuso. Protocolo de Emergencias Médicas (II). FMC 1996; 3 Supl 2: 15-17.

4- Lloret i Carbó J. Intoxicación y abstinencia por alcohol. Síndrome de Wernicke-Korsakoff. En: Lloret J, Muñoz J, eds. Protocolos terapéuticos del servicio de urgencias. Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. Barcelona: Glaxo, 1992; 1.041-1.056.

5- Medina Iglesias P, Castilla Castellanos V. Intoxicaciones. En: Carnevalli Ruiz D, Medina Iglesias P, eds. Manual de Diagnóstico y Terapéutica médica del Hospital 12 de Octubre, 3ª ed. Madrid: Merck Sharp & Dohme de España, 1994; 41-52.

6- Montero Pérez FJ, Sánchez Medina C, Clemente Millán MJ, Díaz Morant V, Calderón de la Barca Gázquez JM, Jiménez Murillo L. Intoxicaciones agudas (II): clínica y tratamiento específico. En: Jiménez Murillo L, Montero Pérez FJ, eds. Protocolos de Actuación en Medicina de Urgencias. Madrid: Harcourt Brace, 1996; 199-219.

7- Payá Berbegal JF, Cortés Monedero JL. Manejo de las intoxicaciones más frecuentes. En: Cabrera Solé R, Peñalver Pardines C, eds. Urgencias en Medicina Diagnóstico y Tratamiento. Madrid: Aula Médica, 1997;257-261.

8- Schuckit MA. Alcohol y alcoholismo. En:Fauci AS, Braunwald E, eds. Harrison Principios de Medicina Interna, 14ª ed. Madrid: Mc Graw-Hill-Interamericana, 1998; 2.850-2.856.

9.- Luane K.W.. Ricky L., Environmental Health Secrets. Filadelfia: Hamley & Belfus, INC. 2000.

2008

No hay comentarios:

Datos personales